Deportes

El árbitro valenciano de Primera División Ayza Gámez defiende el juego limpio y el respeto a los árbitros en Caixa Rural Torrent

11 de Marzo, 2013

La mesa redonda ‘Aprendiendo a tolerar y respetar', organizada por el Torrent C.F., también contará con el exfutbolista Fernando Gómez Colomer, el exárbitro internacional Fernández Marín y el árbitro de fútbol base Alejandro Cebrián. El árbitro expuso la necesidad de inculcar valores a los jugadores desde pequeños junto al exárbitro internacional Fernández Marín, el exjugador valencianista Fernando Gómez Colomer y el árbitro de fútbol base Alejandro Cebrián.

El árbitro valenciano de Primera División Ayza Gámez defiende el juego limpio y el respeto a los árbitros en Caixa Rural Torrent

Más de 150 jugadores de categorías benjamín a juvenil del Torrent C.F. llenaron el pasado viernes el salón de actos de Caixa Rural Torrent, donde acompañados de entrenadores, cuerpo técnico y directivos asistieron a la mesa redonda ‘Aprendiendo a tolerar y a respetar' organizada por la comisión social del club torrentino con motivo del 90 aniversario de su fundación.

Vicente Peiró, director de zona de Caixa Rural Torrent, encabezó un acto en el que los protagonistas fueron los niños y los reconocidos ponentes: el árbitro valenciano de Primera División Ayza Gámez, el exfutbolista Fernando Gómez Colomer, el exárbitro internacional Fernández Marín, además del joven ábitro de fútbol base y exjugador del Torrent C.F. Alejandro Cebrián, quienes durante hora y media expresaron la necesidad de inculcar valores como el respeto y la tolerancia a los jugadores desde sus edades más tempranas.

"Nosotros los árbitros no estamos vacunados contra el error. Nuestro entrenamiento está en cada partido, en los que intentamos equivocarnos lo menos posible. Pero aún, cuando lo hacemos, todo el mundo opina y nos insulta. ¿Cómo os sentirías vosotros si cuando falláis un penalti o una ocasión clara de gol os chillaran y os insultaran? Muy mal, ¿verdad?", planteó Ayza Gámez a los atentos asistentes, a los que pidió y aconsejó que "juguéis al fútbol para divertiros, formaros y aprender, que respetéis a vuestros propios compañeros, al rival y al árbitro, y que desarrolléis al máximo la concienciación y la empatía tanto en el terreno de juego como fuera de él."

"El problema de nuestra sociedad actual es que está viviendo una crisis, pero no sólo económica, sino otra aún peor, de valores. Por eso tanto en las familias como en la escuela y en las instituciones deportivas debe trabajarse para dotar a los niños de principios éticos y morales, porque todos son ciudadanos y lo que se debe hacer es conseguir que el deporte les valga para ser mejores personas", subrayó Fernández Marín, psicólogo y quien tras 35 años como árbitro actualmente es profesor de entrenadores en la escuela de fútbol de la Federación Valenciana, además de instructor de árbitros FIFA y observador de Primera y Segunda División.

Por su parte, el exjugador valencianista y actual defensor de un proyecto para presidir el Valencia C.F., Fernando Gómez Colomer, señaló que lo primordial es que los niños "estudien, estudien y estudien, y después jueguen al fútbol", al tiempo que añadió que la base para hablar de respeto y tolerancia hacia los árbitros es pensar que "sus errores nunca son intencionados, lo que debe condicionar nuestra actitud hacia ellos, tanto en el terreno de juego como en las gradas, donde surgen los mayores problemas muchas veces. Los padres de los jugadores, cuando hablamos de edades tempranas, son los culpables en gran medida de la tensión que se genera en el terreno de juego, y eso no beneficia en nada a la formación de los jugadores, de los niños."

Alejandro García Cebrián, exjugador del Torrent C.F. y árbitro de fútbol base desde hace dos campañas, explicó cómo ha cambiado su punto de vista respecto a los árbitros al ser él el que se viste de corto. "Ahora me arrepiento de algunos comportamientos y reacciones que he tenido con los árbitros como jugador. He aprendido que lo importante es que un jugador sea respetuoso y dialogante con los árbitros, y que los padres tienen mucha culpa de lo que pasa en el campo. He vivido situaciones como que un niño pequeño ha venido a mí, me ha cogido del pantalón y me ha dicho avergonzado que no hiciera caso a lo que decía su padre desde la grada, y eso es muy triste", explicó el joven colegiado, quien junto a los ponentes lamentó sucesos como el del pasado mes de febrero en Burjassot, donde un árbitro de 17 años fue agredido por un jugador y tuvo que serle extirpado el bazo. "Desgraciadamente hay agresiones semanales", añadió Fernández Marín.

Tras la charla y el turno de preguntas, los ponentes recibieron una placa conmemorativa por su participación por parte del Torrent C.F., de manos de su presidente Ángel Sánchez, así como Vicente Peiró en representación de Caixa Rural Torrent, a quien el club agradeció su colaboración no sólo en este acto sino durante todo el año y cada temporada; además de Jesús Mateu Lahoz, delegado del Comité técnico de árbitros de la Federación Valenciana de Fútbol. También formaron parte del acto Enrique Carratalá, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Torrent, y Pilar Vilanova, concejala de Bienestar Social, entre otros representantes municipales.