Mientras la rentabilidad del alquiler alcanza valores máximos, la de la vivienda se mantiene

20 de Mayo, 2019

El último año ha supuesto la confirmación de la recuperación económica en España: el sector inmobiliario ha cerrado un ejercicio destacadamente positivo en 2018, con un crecimiento continuado de la ratio interanual de préstamos hipotecarios, la disminución del endeudamiento de los hogares y precios que siguen al alza debido al alta demanda y al aumento de las rentas personales.

En este contexto, una reconocida consultora ha presentado un informe en el que se confirma que las inversiones inmobiliarias dejan de ser productos para pasar a ser servicios: rentas de alquiler, explotación de oficinas, etcétera. En este sentido, aseguran que la rentabilidad del activo en alquiler va a seguir siendo un referente con respecto a otros productos financieros, aunque con mayor disminución del yield con respecto a las zonas denominadas prime.