Juan Antonio Pedreño: "La economía social es el mejor antídoto contra la crisis"


Juan Antonio Pedreño: "La economía social es el mejor antídoto contra la crisis"

Por la economía social   05 de junio, 2020

Honestidad, equidad, solidaridad, igualdad y ética empresarial. Estos son los descriptores que, para Juan Antonio Pedreño, definen la naturaleza de la economía social. En suma, “empresas con alma” que anteponen el bienestar de la persona a la rentabilidad económica. “El dinero es importante en los proyectos empresariales, pero el dinero está subordinado al beneficio de las personas”, asegura en esta entrevista.

Pedreño, con casi cuarenta años de dedicación a la economía social, destaca también como seña de identidad el trabajo para que “no haya desigualdades ni dentro de la empresa ni en la sociedad” y su lucha a favor del “empleo decente”. La magnitud de este sector se traduce en España en 45.000 empresas con más de 2,5 millones de personas comprometidas. En Europa hay contabilizadas en torno a tres millones con cerca de 14 millones de trabajadores.

Esta notable implantación, sumada a la progresiva expansión de este tipo de empresas, ha llevado a la Comisión Europea al compromiso de elaborar un Plan de Acción en favor de la Economía Social que, antes de la grave crisis sanitaria de la covid-19, estaba previsto tener elaborado en 2021.

Juan Antonio Pedreño, actual presidente de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social y de la Economía Social Europea, no duda en colocar a nuestro país como punta de lanza de este sector. “España, no nos debe dar ningún rubor decirlo, ocupa en este momento el primer puesto no solo en cuanto a volumen de empleo, sino que somos un referente normativo y legislativo en economía social en Europa y en el mundo”. Un ejemplo claro fue la elaboración en 2011 de la primera Ley de Economía Social.

La virtualidad de la economía social no solo descansa en factores cuantitativos de empleo. También puede ser el antídoto más eficaz para garantizar el futuro de lo que hoy se denomina la España vaciada. “Un último informe del CES, apunta Pedreño, determinó que 2.500 pueblos estaban en situación de abandono y que, seguramente, la única figura empresarial que puede frenar ese abandono es la economía social a través de cooperativas”.

Más allá del ámbito geográfico, Juan Antonio Pedreño concluye que el espíritu que motiva a la economía social no varía: “Para que otro mundo sea posible, otra economía es necesaria”.


Vídeos relacionados...